El blog del Grupo de Trabajo sobre Bilingüismo de la Federación Regional de Enseñanza de CCOO

jueves, 23 de febrero de 2012

Nota sobre el Bilingüismo en la CM

El grupo de Trabajo de bilingüismo de la FREM de CCOO quiere poner de manifiesto su preocupación por el estado actual de implantación del programa, la falta de previsión y la improvisación en su implantación, así como por no haber tenido en cuenta el asesoramiento de los profesionales docentes de la CAM en el dicho proceso, por lo que recogemos con preocupación las siguientes conclusiones:

-     - La elección de Centros de Primaria en la que se aplica el programa se realizó de manera arbitraria, precipitada y desequilibrada a nivel territorial o geográfico, con lo que la solicitud de adscripción al programa por parte de los Centros de Secundaria se ve sensiblemente condicionada por la presencia de CPs bilingües en su área y las necesidades de cubrir cupo de alumnado del mismo, más que por el propio deseo del profesorado de éste.

-       -  La ausencia de transparencia en la distribución tiene como consecuencia la presencia de zonas con alta concentración de centros bilingües y otras con una oferta muy escasa, reflejando una insensata planificación que prioriza alcanzar cotas de implantación altas en detrimento de la calidad, las necesidades específicas del centro y su alumnado y las respectivas a los idiomas de las mismas.

-    - El modelo genera división dentro de los propios centros, según tengan o no secciones bilingües / programa y provocando modificaciones y desplazamiento del profesorado (en virtud de la implantación creciente y su propia habilitación) generando incertidumbre y falta de vinculación al mismo.

-        - Se polariza la demanda hacia los centros bilingües, dejando en ocasiones al resto como segunda opción, generando frustración en alumnos y familias y tensiones entre los centros.

-     - Se transmite a las familias la idea que la única forma de aprender idiomas es cursar estudios en un centro bilingüe desprestigiando otras formas de desarrollar las competencias lingüísticas como los desdobles o ampliación de horarios que además de ampliar el conocimiento del alumno, evitan el peligro de limitar las adquisiciones curriculares y de conocimientos que aparecen en las asignaturas que son objeto del programa (inevitables por otra parte por no compatibilizar avance en vocabulario específico en español al dar el 100% de la asignatura en ese otro idioma).

-      - Se corre el peligro de romper el principio de equidad inherente al sistema público por discriminar al alumnado no coincidente con el perfil del centro, la inclusividad del sistema debería garantizar la atención a la diversidad de todos los alumnos con ese centro como referente. Lamentablemente este modelo resulta excluyente para muchos alumnos por falta de oferta diversificada y un desarrollo del programa que cada vez parece ceder más a la improvisación.

-   - Debemos recordar que los Auxiliares de conversación, siendo parte vital e imprescindible para el desarrollo del aprendizaje del idioma, no tienen plena competencia docente, y por esta razón no deben ser responsable de la evaluación, la calificación o la vigilancia de los alumnos dentro o fuera del aula. Por tanto, no serán competencia ni responsabilidad del Auxiliar de Conversación las siguientes funciones, tareas y actividades (o aquéllas relacionadas con las mismas): Elaborar programaciones didácticas o memorias finales del centro, evaluar y calificar a los alumnos, corregir ejercicios, entrevistarse con los padres de alumnos u otras actividades y funciones específicas de los profesores, vigilar el patio o el comedor.

-       - Con carácter voluntario, y siempre que lo autorice la Dirección del centro, el Auxiliar de Conversación podrá participar en la organización y en la realización de actividades complementarias y extraescolares de distinta naturaleza: viajes de estudios, intercambios escolares, visitas a exposiciones y museos, actividades deportivas, etc. El Auxiliar de Conversación podrá acordar con la Dirección del centro la utilización de servicios, recursos o instalaciones de que disponga el mismo (por ejemplo, el comedor escolar), siempre que este uso no interfiera en el buen funcionamiento del centro. Orden 2670/2009, Orden 162/2011, Orden 6684/2011 y "Guía del auxiliar" (página 13).

-       - Se debería equipar a todos los auxiliares de conversación sin hacer distinciones entre los que pertenecen al programa de la CAM, al programa del MEC (seleccionados a través de universidades y organismos internacionales), al programa Comenius de la UE o al programa Fullbright. Cada uno de estos programas tiene unas condiciones, requisitos, retribución y duración distintos. El pago de las mensualidades a los auxiliares se realiza también por diferentes vías: la UE paga por trimestres a sus auxiliares Comenius, el MEC lo hace de forma mensual (aunque se retrasa muchísimo), la CAM envía el dinero a los centros y éstos pagan directamente al auxiliar a mes vencido a razón de unos 1000 euros al mes, no llegando siempre el dinero a tiempo.

-       -  Los auxiliares seleccionados "directamente" por la CAM, especialmente a los auxiliares de nacionalidad americana,  que la mayor parte de los centros de la CAM han recibido este año, han sido contratados sin comunicar los criterios y las vías de selección de éstos y sin que los centros solicitaran su presencia. En julio se comunicó que se recibiría a uno, dos o tres auxiliares de inglés en función del tamaño del IES bilingüe y no bilingüe.

-      - Los auxiliares de conversación no tienen un contrato laboral sino condición de becarios. En este sentido, conviene resaltar el cambio que introduce la Orden 6684/2011. En ella se elimina la siguiente frase que aparecía en la orden anterior: "La condición de auxiliar de conversación no dará lugar, bajo ningún concepto, a relación laboral ni administrativa con la Comunidad de Madrid, ni a su inclusión en el régimen de la Seguridad Social." Tenemos que ver qué significado real tiene esto y tendremos que valorar las implicaciones de este cambio. Si se trata, por ejemplo, de abrir la posibilidad a que los auxiliares puedan cotizar a la SS como ya lo hacen los becarios de investigación en la Universidad, deberíamos apoyarlo.
  
        -  Especialmente preocupante es que la llegada masiva de auxiliares de conversación de lengua inglesa a los centros haya coincidido con la reducción del cupo de profesores de la especialidad de inglés. Ahí sí que hay un problema y grave. ¿Acaso entiende la CAM que las labores de desdoble que antes aseguraban funcionarios (interinos o de carrera) ahora sólo la realizarán los auxiliares?. Esto supondría un desprecio a la labor del profesorado y al proceso de acceso a la Función Pública, a todas luces insultante e inadmisible creando una brecha para abrir camino a la privatización de nuestras funciones.

-         - Queremos dejar claro que un centro público de la CAM no debería ser denominado “bilingüe”, pues un centro bilingüe es aquel en el que el profesorado es nativo como es el caso del Liceo Francés o el Colegio Británico y ello supondría dejar la enseñanza de nuestra lengua en un segundo plano.

-          -Creemos que se debe reforzar la enseñanza de idiomas con medios, con formación al profesorado, con el apoyo de auxiliares nativos, con becas y viajes de estudios para los alumnos, desdoblando y ampliando horarios, pero no sacrificando a profesionales, asignaturas, contenidos y a la propia Enseñanza Pública.

En Madrid a 22 de febrero de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada